Tan solo un elogio...

“Quien se guarda un elogio, esta quedándose con algo que no le pertenece”

Recuerdo que hablaba una vez con un muy buen amigo, en nuestras largas charlas me conto una historia que había leído, en la que relataban la rutina de dos amigas que siempre salían a correr al parque antes de ir al trabajo, llevaban una vida sana y feliz, una de ella se alistaba con esmero para sus caminatas diarias, elegía la ropa deportiva a juego, colores cálidos que contrastaban con el tono de su piel, una que otra joya que aunque eran sencillas, lograban dar una imagen saludable y jovial, además de claro está un peinado siempre bien hecho decorado con uno u otro ganchito a juego con su ropa que definitivamente le daba aun mas toques especiales a su apariencia.

La otra amiga en cambio, salía vestida simplemente, total… iba a sudar! Para que esforzarse tanto a las 6 de la mañana? No obstante aunque prefería la comodidad de su ropa y la simplicidad de su vestir, admiraba el buen gusto de su amiga, y le parecía perfecto, jamás comento o hablo del tema de esa admiración , es que… acaso era necesario?

Es entonces que una de esas mañanas un anciano que paseaba por el mismo parque antes citado, saluda a las amigas y les desea los buenos días, pero antes de continuar su camino le dice a la primera amiga: Que linda y radiante se ve usted hoy! Y dándose la vuelta continuo su andar… la mujer rápidamente dibujo una sonrisa en su rostro, y no dejo de sonreír por el resto del día.

Mi amigo paro en este punto su relato y me di cuenta de porque esta historia leída en algún lado le había causado tanta impresión, empezamos a hablar sobre lo importante que resulta un halago, o simplemente el buen animo que alguien te ofrece, acaso cuesta tanto poder decir algo bueno a la gente?

Hay personas que son incapaces de pronunciar un halago, no se porque hay quienes creen que no es “saludable” decir algo bueno de vez en cuando… hay quienes ante una situación, solo critican, no dan puntos buenos, siempre dan los malos, pero me pregunto si es que se habrán dado cuenta todo lo que un halago puede hacer en una persona!

“buen trabajo”, “bajaste de peso, felicidades”, “me alegro por ti”, “luces bien hoy”, “te queda bien ese color”, etc etc etc… no son muestra de debilidad, no son herramientas para hacer subir la autoestima a los cielos y alimentar la vanidad, no… van mas allá, es saber que alguien aprecio tu esfuerzo, tu dedicación, tu esmero y sobre todo tu ilusión de hacer algo bien hecho.

Un buen critico tiene que saber apreciar antes, no se puede ir por el mundo esparciendo criticas y nunca elogios, porque entonces nuestra critica pierde importancia, nos volvemos negativos y faltos de sentido común… o es que acaso no es una falta de sentido común no apreciar el trabajo ajeno? Por eso declaro que aprecio haber aprendido a elogiar mas seguido y elogio también el buen tino de mi amigo de haber compartido esa historia conmigo, y así haberme seguido enseñando mas con su amistad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bacan que escribas amiga! te extraño mucho mucho, mi amiga que siempore tenia un libro cerca de ella. Un abrazo enorme!!! =) tu amiga x siempre. TEFY

Anónimo dijo...

si, tenia un libro hasta en la playa. No ropa de baño, no un bloqueador, UN LIBRO! y bueno, ese amigo del que hablas parece alguien muy especial, coserva esa buena amistad

ANGEL

Miss Atrapame dijo...

.....hola es un placer encontrar personas que aun puedan escribirnos historias tan bonitas ...te felicito..

Cuidate y que Dios te bendiga..

Datos personales

Mi foto
que decir de mi? me encanta buscarle tres pies al gato, aun creyendo que en realidad es cojo, pienso que si no soñara cada dia de mi vida... entonces estaria muerta, muerta como tanta gente alla afuera...

Seguidores:

si es que no toy, ya estare! chatea!

Me visitaron...

Mi lista de blogs